Saltar al contenido

Resumen de Hume

La percepción por medio de la experiencia

Percepciones se dividen en Impresión e Ideas que pueden ser simples (color azul) o complejas (erizo)

Primero Impresiones y luego las Ideas

La imaginación nos permite variar o combinar las ideas

Causalidad Necesaria
Tenemos la creencia no la certeza
Tenemos la esperanza cambiamos la certeza por la probabilidad

La Ética y la felicidad
La Ética debe ser Laica
Es la emoción (sentimientos) y no la razón quien nos ayuda a diferenciar lo correcto de lo incorrecto

El fin ultimo de la ética es la felicidad

La Felicidad es una conquista que requiere de
Fortaleza
Animo
Valor
Energía

Puedes engañar a otros pero no puedes engañarte a ti mismo

No hay ningun placer comparable
A la paz interior del propio espriritu
A la conciencia de la propiedad integridad
A la auto satisfaccion con nuestra propia conducta

Motivación intrínseca: La autonomía, la maestría y el propósito

La motivación es un factor clave para el éxito en la vida personal y profesional.

Nada ocurre sin la motivación correcta.

Algunas tareas o proyectos requieren mayor inspiración que otros y a veces el verdadero reto implica el saber “como mantenernos motivados”.

La motivación no es un estado al que se acceda y se pueda permanecer en él.  La motivación es el resultado de un hábito y un trabajo personal constante.

La importancia de hacer las cosas porque importan, porque nos gustan, porque son interesantes o porque son parte de algo más grande.

La autonomía

Se define como el impulso de dirigir nuestra propia acción, en definitiva nuestra propia vida. Es un estado de independencia,  donde somos totalmente responsables de nuestros propios actos y resultados.

Preguntas que te llevan a la autonomía profesional:

  • ¿Qué depende de mí en este proyecto?
  • ¿Cómo puedo contribuir en esta situación?
  • En base a mi experiencia, ¿qué puedo proponer para lograr los resultados que buscamos?

 

La maestría

Es la determinación de lograr una mejora continua en nuestro desempeño.  Al volvernos cada vez mejores en lo que hacemos, podemos disfrutar más nuestra labor porque le imprimimos nuestra experiencia y conocimiento, nuestro sello personal.  La maestría exige crecimiento continuo, un “mantenerse hambriento” dentro del campo de trabajo que se ejerce.

Preguntas que te llevan a la maestría profesional:

  • ¿Cuáles son mis fortalezas profesionales?
  • ¿Cómo puedo mejorar mi nivel de desempeño? ¿Qué necesito para lograrlo?
  • ¿Cuál sería mi siguiente reto?
  • ¿Qué pasos tendría que tomar?

 

El propósito

Es el anhelo de que nuestro trabajo en realidad sea una contribución al logro de algo mucho más grande.  El propósito nos ayuda a darle sentido y significado a nuestra profesión, nos ayuda a recordar que damos servicio a gente como nosotros y colaboramos de alguna u otra manera para el éxito de nuestro equipo, de nuestra empresa o de nuestra sociedad.

Preguntas que te ayudan a clarificar tu propósito profesional:

  • ¿Por qué hago lo que hago?
  • ¿Qué impacto tiene mi trabajo en las personas que me rodean, dentro y fuera de la empresa?
  • ¿De qué manera mi trabajo me permite dar la mejor versión de mi en mis relaciones?

Un caso de éxito que refleja este factor del propósito es el de Wikipedia

 CONCLUSIÓN

Utiliza la autonomía, maestría y el propósito en tu trabajo para mantener encendida tu motivación y contagiar a los que te rodean.

Fuente Dan Pink

Quien no conoce nada, no ama nada.

Quien no conoce nada, no ama nada.
Quien no puede hacer nada, no comprende nada.
Quien nada comprende, nada vale.
Pero quien comprende también ama, observa, ve…
Cuanto mayor es el conocimiento inherente a una cosa, más grande es el amor…
Quien cree que todas las frutas maduran al mismo tiempo que las naranjas nada sabe acerca de las uvas.

PARACELSO

que es la Felicidad

La felicidad es un estado de plenitud y tranquilidad que se alcanza una vez sabes quien eres, y das lo mejor de ti a todo lo que te rodea.
Cada quien obtiene en su vida lo que siembre, por lo que trabaja y se esfuerce.
El que quiere sufrir sufre y el que quiere gozar goza; el que quiere pasar hambre pasa hambre y el que quiere comer manjares lo hace; el que quiere cumplir sus sueños, cree en ellos y se esfuerza para hacerlos realidad, y el que quiere quejarse de la vida obtiene su propia miseria. 
Todos los días tomamos elecciones y las elecciones que tomamos ayer hacen lo que es nuestro hoy.
Entonces, si todos todos los días te levantas y elegiste que ibas a hacer, si elegiste que ibas a comer, si elegiste quien te va a gobernar, si elegiste donde y como vives, si elegiste a quien te rodea; porque te quejas, o porque estas inconforme?
No puedes esperar un cambio en tu vida, si sigues haciendo lo mismo cada día. 
Si te pones una meta es para ti, si te pones un objetivo toca estar dispuesto a cumplirlo, si tienes un sueño conviértelo en un objetivo para que sea posible alcanzarlo.
Pero siempre entiende que es tuyo y para ti, para que nadie pueda dañarlo, derribarlo o hacerte pensar por sus propias limitaciones que tú no lo vas a poder lograr. 
El ego más allá de ser pensar solo en sí mismo, es el hecho de dejar que sentimientos negativos se despierten. Cuando se deja el ego y se despierta la conciencia, no hay espacio para la tristeza, la rabia, la envidia, el egoísmo, la euforia, el dolor, los celos, la inseguridad, el miedo, los comentarios negativos hacia si o hacia otros.
Estos sentimientos hacen que nos dividamos y dividamos a los demás, que creemos diferencias, que generemos sufrimiento en nuestras vidas.
El ego pelea y siempre busca salir de nuevo así lo tengamos derrotado.
La conciencia, que es la sabiduría que llevamos en nuestro instinto, debemos afinarla para que siempre nos recuerde que la vida es tan sencilla y bella como queramos que sea. 
Convirtamos la conciencia en nuestra herramienta para derrotar al ego que es ese monstruo o a veces llamado demonio en las religiones, que siempre llevamos dentro y depende de nosotros cuanto espacio le queramos dar en nuestra vida para generar sufrimiento a nosotros mismos, a veces a otras personas y en casos extremos a la sociedad. 
Te has hecho la pregunta más importante, quien soy yo?, sal de las etiquetas que te has puesto y te han puesto: nombre, nacionalidad, profesión, ocupación, religión, filosofía, etnia, etc.
Lo que te queda, esa esencia, es lo que realmente eres, si sabes cuál es esa esencia?
Cuando lo descubras encontraras cuál es tu misión en el mundo y como encontrar la felicidad.

Mito griego sobre la Edad del Hierro

A medida que pasan las generaciones se vuelven peores.
Vendrá un tiempo en que serán tan malvadas que adorarán el poder; la potencia tendrá razón para ellas, y dejarán de reverenciar el bien.
Finalmente, cuando nadie se indigne ante el mal ni se avergüence en presencia de un miserable, Zeus los destruirá también. Pero aun entonces podría hacerse algo si la gente del común se alzara y debelara a los gobernantes que la oprimen.

Anonimo

Cuando todo es oscuro y la noche te estremece…

Sabes que hago cuando me vienen los bajones, cuando todo me parece cuesta arriba, cuando me siento prisionero en una celda sin barrotes, me inspiro en este poema Victoriano que me levanta mucho la moral y me hace ver que soy el Capitán de mi Alma .

Es el mismo poema que mantuvo a Mandela con vida y optimismo durante su cautiverio de 27 largos años en una celda con barrotes de verdad de 4 metros cuadrados.

La quiero compartir con todos ustedes para que los acompañe en esas noches oscuras, tristes  y profundas… 

Más allá de la noche que me cubre negra como el abismo insondable,
doy gracias a los dioses que pudieran existir por mi alma invicta.
En las azarosas garras de las circunstancias nunca me he lamentado ni he pestañeado.
Sometido a los golpes del destino mi cabeza está ensangrentada, pero erguida.
Más allá de este lugar de cólera y lágrimas donde yace el Horror de la Sombra,
la amenaza de los años me encuentra, y me encontrará, sin miedo.
No importa cuán estrecho sea el portal, cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino:
soy el capitán de mi alma.

 F.

Pd: en honor a Madiva un grande entre los grandes. Que en paz descanses

Diógenes

Diógenes era un griego rico con todo lo que uno desearía tener, tierras, esclavos y muchas mas cosas materiales.

Pero a pesar de ello, no era feliz. 😦

Lo que le daba la felicidad era leer debajo de un árbol, caminar en los bosques descubriendo el  mundo que lo rodeaba, hablar con la gente para aprender de sus experiencias y su cultura.

Un día se canso de continuar con su estilo de vida y decidió vender todo y muchas de sus pertenencias las regalo.

Se fue a vivir debajo de un árbol, viajo mucho, dedicando su tiempo a conocer personas y leer libros de todo tipo….. Solo se dedico a ello.

Un día, Alejandro el rey de Alejandría se entero de la historia y fue a buscar a Diógenes, quiso conocerle.

Al llegar donde estaba Diógenes le dijo que El le podría dar lo que quisiera , que se lo dijera, a lo que Diógenes contesto: Yo quiero que os hagáis a un lado.

Eso es todo? Le pregunto Alejandro.

Diógenes sonrío, y afirmo con su cabeza.

Moraleja:

Rico es el que nada desea y el que nada debe.

El que disfruta cada momento haciendo lo que le gusta.

Espero les haya gustado

Fer  🙂

Pd: Gracias Steven